El mundo es cada vez más competitivo, el desarrollo tecnológico avanza a una velocidad descomunal y los consumidores se vuelven más difíciles de conquistar. Las redes sociales hacen que todo esté a la vista y un simple error puede devenir en el desprestigio de la marca.

Por estas razones, consolidarse a través del branding es un trabajo difícil pero necesario para cualquier emprendimiento.

Definimos como Branding a un profundo proceso de análisis, diseño y estrategia con el fin de resolver los problemas que afectan a la comunicación de una marca y de cuyo éxito depende la vida de tu Pyme.

Una marca ya no sólo vende productos o servicios, actualmente debe ser una verdadera portadora de experiencias y contenidos. Lo que se busca es generar una comunicación de igual a igual, se intenta crear una complicidad entre ambos.

Lo importante es buscar esa Única Propuesta de Valor de nuestro emprendimiento, porque además en base a esto va a girar toda la estrategia de comunicación.

Tu marca debe aportar valor y diferenciación por sobre las demás, tiene que ser competitiva y ofrecer un discurso que sea relevante para nuestro consumidor. Es un arduo trabajo que requiere usar la creatividad e innovar. Será mucho más válido si nos posicionamos a partir de la personalidad de nuestra marca: lo que siente y cómo se involucra.

Las fases del Branding:

  • Análisis: estudiar exhaustivamente el negocio, los puntos fuertes y débiles, cómo diferenciarte de la competencia. Puede serte muy útil armar una matriz F.O.D.A. Es en esta primera fase donde buscamos ese valor único.
  • Estrategia: Vamos a definir cómo vamos a comunicar nuestra marca.
  • Táctica: son los medios a través de los cuáles (en Marketing Digital redes sociales) vamos a comunicar nuestro valor único. Estos canales también van a definir nuestra personalidad como marca.
  • Creación: Es el momento creativo. Dar forma a nuestra estrategia de la manera más innovadora posible y que ayude a crear experiencias positivas en nuestro público.
  • Gestión: Es la ejecución de nuestra estrategia.
  • Medición: Luego de haber lanzado nuestra marca, es fundamental medir los datos para conocer la efectividad del trabajo, ver si nos está llevando a dónde queremos ir, observar errores para corregir y mejorar.

El valor del Logotipo:
El aspecto de la marca es fundamental. Esta debe transmitir lo que somos. El diseño debe ser sencillo pero pegadizo, memorable. Jugar con los colores y la tipografía te ayudará para crear un buen logotipo que encaje con el espíritu de tu emprendimiento. ¿Las claves? Identificación y recordación.

La comunicación:
No sólo el diseño y la estética son importantes. La estrategia comunicativa es uno de los pilares de un buen trabajo de branding. Los errores en la comunicación y en las campañas, pueden marcar de manera negativa la imagen que los consumidores tienen de tu marca, logrando efectos indeseados.

¿Necesitás ayuda para crear tu marca? Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte.

Comentarios

comentarios